Tribunales disciplinarios procesan a 140 jueces por retardación de justicia

Cochabamba, 1 de marzo (OPINION).-
A febrero de este año, los tres tribunales de Justicia Disciplinaria en Cochabamba tienen 510 casos contra magistrados, vocales y funcionarios subalternos, de los cuales 140 denuncias, equivalente al 27.4 por ciento , son contra jueces en Cochabamba.

Del 100 por ciento de las denuncias contra jueces en Cochabamba, el 70 por ciento es por retardación de justicia, según datos del Consejo de la Magistratura.

En los 47 municipios de Cochabamba existen 173 jueces, de los cuales el 81 por ciento , equivalente a 140, tiene una denuncia y un proceso pendiente en uno de los tres tribunales de justicia disciplinaria.

La encargada Distrital del Consejo de la Magistratura en Cochabamba, Victoria Beatriz Negrete Lafuente, advirtió que todos los procesos llegarán hasta el final y que la misión "cero corrupción" devolverá en un corto tiempo la credibilidad en los administradores de justicia.

Sin embargo, la retardación judicial en Cochabamba, al igual que en gran parte de Bolivia, es uno de los problemas más visibles de la administración de justicia que hasta ahora no se ha podido resolver.

Aunque existen factores que explican la retardación, "también hay muchos casos en que el administrador de justicia dilata deliberadamente el proceso para favorecer a una de las partes".

El Juez del Tribunal de Justicia Disciplinario 1 de Cochabamba, Rubén Coca Muñoz, confirmó el hecho y recordó que la mayoría de los 170 casos que hay en su despacho es por retardación de justicia, un problema que se intenta frenar.

En el marco de la transparencia en los procesos judiciales y la eliminación de la retardación de justicia, Coca Muñoz exhortó a la población a presentar las denuncias sin temor.

Insistió en que la gente está muy cansada con el problema, pero también admitió que es un mal estructural que se viene arrastrando desde hace muchos años.

En la mayoría de las demandas presentadas, los querellantes sostienen que el juez ha dilatado deliberadamente los plazos procesales para inclinar la balanza de la justicia para uno de los lados.

La segunda causa de las denuncias es por el mal trato que reciben los litigantes, durante el proceso ordinario.

Negrete explicó que existen funcionarios que no respetan, por ejemplo, la preferencia de las personas de la tercera edad o a las mujeres en periodo de gestación.

El Juez del Tribunal de Justicia Disciplinario 1 también explicó que muchas personas son víctimas de discriminación o mal trato por su condición social, origen o forma de vestir.

La tercera causa de las denuncias tiene que ver con una posible parcialización abierta del administrador de justicia. En estos casos, según Coca, los administradores de justicia ignoraron las evidencias de un hecho y emitieron fallos contrarios a Ley.

El cuarto tipo de denuncias está relacionado con la comisión del delito de soborno contra los administradores de justicia.

Aunque no son muchos casos, el Juez del Tribunal de Justicia Disciplinario 1 explicó que estas acusaciones son muy delicadas, pero aclaró que se actúa con rapidez.

"Cuando el proceso disciplinario sobre soborno encuentra indicios de responsabilidad del denunciado, formaliza inmediatamente el caso ante el Ministerio Público para que investigue el caso en el marco de una acción penal en la vía ordinaria.".

GUÍA DE DENUNCIA El Consejo de la Magistratura presentó una guía para formalizar una denuncia contra un vocal, un juez o un funcionario subalterno.

El juez Coca recordó que los tribunales disciplinarios nacieron para transparentar los procesos judiciales e insistió que no le temblará la mano para hacer justicia.

PRIMER PASO Las personas que se sientan agraviadas o que consideren que el administrador de justicia no está cumpliendo con el rol de sus funciones, deben presentar una denuncia formal y entregarla en la ventanilla de trámites.

SEGUNDO PASO Después de presentar la denuncia formal, el caso será sorteado a uno de los tres juzgados disciplinarios.

Aclaró que las denuncias deben estar enmarcadas en hechos, actos, omisiones del juez o funcionario en el desarrollo de sus funciones porque la ley prohíbe, en razón del principio y de independencia, a analizar cuestiones de fondo del mismo proceso.

TERCER PASO El juez disciplinario analiza el caso y si encuentra indicios de responsabilidad del denunciado con los delitos que se le acusa, emitirá un fallo disciplinario.

En ese marco, el acusado tiene tres días para presentar sus descargos y cinco días para entregar un informe circunstancial en relación a los hechos que se le acusan.

En esta fase y en el marco de su competencia para llegar a la verdad el juez puede realizar las entrevistas en los mismos juzgados del acusado

CUARTO PASO El Tribunal Disciplinario emite una resolución, que es equivalente a un fallo o una sentencia disciplinaria contra el administrador de justicia en Cochabamba.

Apuntes

Retardación de justicia

La retardación de justicia en Cochabamba, al igual que en gran parte de Bolivia, es un tema que a diario el mundo litigante reclama con la finalidad de hacer respetar sus derechos y garantías constitucionales.

Causas

Entre las causas principales de la retardación de justicia están: la falta de recursos humanos, infraestructura, de valores, vocación de servicio, falta de interés en el trabajo, excesiva carga procesal, falta de requisitos para ocupar el cargo, equipamiento, remuneración justa, capacitación y evaluación permanente.

Chicanería

"En la retardación de justicia uno de los factores externos es el abuso del derecho de acceso a la justicia por parte de malos abogados que actúan sin ética y presentan demandas y peticiones sin sustento alguno acrecentando aún más la recargada labor judicial. Lo cual ha llevado que la sociedad pierda la confianza y credibilidad en la Justicia".

Elsa Cabrera M. Defensa Pública

Tres tipos de sanciones
El Consejo de la Magistratura, a través de los tres juzgados disciplinarios, impone tres tipos de sentencia.

La sanción por un delito leve es cuando el juez disciplinario entrega una llamada de atención y determina un descuento de haberes contra el acusado. La sentencia por un delito grave es cuando el juez disciplinario suspende de sus funciones al acusado desde un mes hasta seis meses de sanción.

La sentencia por la comisión de un delito gravísimo es cuando el acusado (juez o vocal) es destituido del cargo y se remite los antecedentes al Ministerio Público para que inicie un proceso en la vía ordinaria.

El Juez del Tribunal de Justicia Disciplinario 1 Coca explicó que esto significa que terminó el proceso y comenzó una investigación penal en la justicia ordinaria.

Consejo detecta títulos falsificados de al menos tres funcionarios
Al menos tres funcionarios de la Dirección Administrativa Financiera (DAF) del Tribunal Departamental de Justicia falsificaron sus títulos en provisión nacional y mintieron sobre sus estudios superiores, según una investigación de la Dirección de Control y Fiscalización del Consejo de la Magistratura.

Los casos de las tres personas serán enviados al Ministerio Público por Asesoría Legal, informó la encargada Distrital del Consejo de la Magistratura en Cochabamba, Victoria Beatriz Negrete Lafuente.

Según el primer expediente, Marisol I.C.T, funcionaria de la DAF del Tribunal, presentó docu- mentación que no correspondía a la profesión que había indicado para acceder al cargo y además no cumplía con el perfil requerido.

Control y Fiscalización le solicitó en reiteradas oportunidades que presente sus títulos en provisión nacional y no lo hizo. Paralelamente, tras un requerimiento, la Universidad Simón y Patiño certificó que la funcionaria nunca cursó la carrera que había señalado y, por lo tanto, no le extendió ningún título.

En el segundo caso, también de otro funcionario de la DAF, Dayler C.A. presentó su currículum para el puesto indicando que era profesional, lo que probó con una certificación de la Universidad Mayor de San Simón (UMSS) en Cochabamba.

Negrete dijo que después de verificar los documentos, los delegados de Control y Fiscalización del Consejo de la Magistratura acudieron a oficinas de la UMSS, donde comprobaron que el empleado del Tribunal Departamental de Justicia nunca cursó una carrera en esa casa de estudios y tampoco se le extendió ninguna certificación o título, por lo que se estableció la falsificación de documentos.

El tercer funcionario observado, también de la DAF, Alberto E.O. presentó documentación acreditando que era ingeniero de sistemas; sin embargo, por las certificaciones emitidas por la misma universidad se halló que nunca fue alumno regular.

La encargada Distrital del Consejo de la Magistratura en Cochabamba explicó que los tres casos fueron confirmados el mes de febrero después de una investigación que comenzó el año pasado. Tras conocer el expediente en su contra, los dos funcionarios varones renunciaron ya a sus cargos, mientras que Marisol I.C.T continúa trabajando en la DAF.

Los tres empleados fueron designados por instancias nacionales en Sucre.

Buscan mejorar la atención a los litigantes

El Consejo de la Magistratura se dio a la tarea, ante las reiteradas faltas contra jueces y funcionarios, de vigilar la labor en los diferentes juzgados, incluso de provincias, y en Derechos Reales, área de la que se recibe gran cantidad de denuncias por corrupción.

La encargada Distrital del Consejo de la Magistratura en Cochabamba, Victoria Beatriz Negrete Lafuente, informó que se comenzó con recorridos la pasada semana en los juzgados de Quillacollo y Colcapirhua, donde algunos litigantes denunciaron que jueces y empleados subalternos se ausentan de sus oficinas. "Hemos constatado que no estaban los jueces ,y mediante Transparencia lo que estamos haciendo es verificar si evidentemente ellos tenían algún permiso legal para ausentarse de sus fuentes de trabajo. Hemos recorrido unos 25 juzgados".

Durante la fiscalización se hizo recuerdo a los funcionarios que deben portar sus credenciales, tiquear el ingreso y salida de sus fuentes laborales y, sobre todo, dar atención de calidad a los usuarios y preferencial en caso de grupos específicos como las personas de la tercera edad.

La instrucción más importante, indicó Negrete, es "cero corrupción". A la denuncia de algún litigante o de algún abogado, agregó, se procederá a iniciar un proceso y a la sanción inmediata si corresponde.

En cuanto a Derechos Reales, el Consejo de la Magistratura advirtió a los responsables y funcionarios que no pueden recibir coima para ningún trámites o dar prioridad a los documentos de determinadas personas por amistad o algún otro tipo de influencia. "Sabemos que hay tramitadores que se ocupan de vender inclusive los espacios. Hay gente que está haciendo cola desde muy tempranas horas, pero que se dan el lujo de vender esos espacios", explicó la encargada distrital.

"Todos los trámites tienen que entrar por orden cronológico, hemos hablado eso con el encargado de Derechos Reales y con la subregistradora que es la que debe controlar los sellos, porque al ingresar un trámite tiene su sello y no se puede permitir agilizar algunos trámites", advirtió.