Víctima de violación: “Él ya no era mi pareja y lo planeó todo”

Cochabamba, 4 de marzo (OPINION).-

A Gloria (nombre cambiado), no le fue fácil hablar de lo que le pasó. Muy atemorizada, aceptó la entrevista cuando este medio se comprometió a cumplir la Ley 348 y a no identificarla. El jueves 2 de marzo, el hasta entonces jefe de Seguridad Ciudadana de la Alcaldía de Quillacollo fue aprehendido en la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia, acusado de agredirla y de vejarla sexualmente.

En varias declaraciones se repitió que la denunciante era enamorada del denunciado y que todo obedecía a una rencilla de pareja. Gloria lo negó rotundamente. "En octubre de 2016 terminamos nuestra relación. Es mentira lo que dice su mamá. Incluso tuvo o tiene otras novias", lloró.

Gloria relató que conoció a Jesús cuando entró a trabajar a la Alcaldía de Quillacollo y enamoraron por un año, desde 2015. "Era muy celoso y agresivo, me hostigaba, venía a mi oficina a ver si trabajaba o no. Varias veces le terminé hasta que en octubre decidí irme de la Alcaldía".

Luego, Jesús la buscó a través de otras personas y comenzaron a conversar nuevamente, pero como amigos. "El parecía muy cambiado y el domingo me invitó a comer sillpancho. Fuimos al local de doña Anita y después a jugar en el Cine Center. Se portó muy amable. Realmente pensé que había cambiado, pero yo solo quería amistad". Jesús la habría invitado a ir a su casa para conversar y ella aceptó.

"No parecía tener malas intenciones. Me invitó unas bebidas y bailamos, pero luego comenzó a tocarme y yo me resistí. Entonces cambió totalmente. Me quitó el pantalón a la fuerza mientras me insultaba. Le rogué, le imploré que me deje, que no me toque, pero me respondió que si no era a las buenas iba a ser a las malas y me violó". Según Gloria, Jesús le apretó el cuello con su brazo, de tal manera, que se desvaneció por unos minutos. "Cuando desperté estaba en el piso de la cocina semidesnuda. Mi celular estaba sin batería. Del teléfono fijo llamé a mi mamá.

Él apareció y me dijo: '¿Ahora, quién juega mejor?' Me di cuenta que lo planeó todo, que quería vengarse de mí por haberle terminado. Yo nunca le hice daño como para que me haga todo lo que me hizo en su casa". Hubo gritos, insultos hasta que llegó la madre de Gloria que abofeteó a Jesús. En el camino a su casa, pasó por la FELCV para denunciarlo por violencia física. "Tenía vergüenza de decir lo otro, y miedo, porque él era una autoridad. Pero, después me di cuenta que si no lo hacía, iba a ser peor. Estoy muy mal", sostuvo. La madre de Gloria grabó las llamadas de Jesús, en las que le propuso "arreglar todo" y le pidió que retire la denuncia.

Gloria aclaró que jamás el alcalde Eduardo Mérida la llamó a ella o a su madre para interceder por Jesús o para amenazarlas. "Nunca pasó eso. No sé quién está haciendo correr ese rumor, pero es mentira".

Mérida, destituyó ayer a Jesús P. y anunció que otro funcionario lo reemplazaría en el cargo. Aseveró que mientras la justicia esclarece el caso, él no iba a emitir ninguna opinión, por respeto a ambas familias.