Cochabamba, 8 de marzo (Red País).-

Dirigentes de los trabajadores administrativos y de obras públicas denunciaron el descuento obligatorio de 20 bolivianos a más de 680 trabajadores para apoyar en sus necesidades al exjefe de Seguridad Ciudadana de la Alcaldía de Quillacollo, Jesús Pardo Quiroz, quien se encuentra recluido en el penal de San Sebastián acusado de violación a su expareja.

Los dirigentes aclararon que la protesta no es por el fin que se le quiere dar a los dineros, sino por el descuento abusivo y sin previo consenso con los trabajadores y funcionarios, que ven disminuidos sus ingresos.

Anunciaron que este jueves presentarán denuncia formal al Concejo Municipal de Quillacollo para que inicien una investigación y sancionen este nuevo abuso, ya que Pardo fue hombre de confianza, asistente personal y Jefe de Seguridad Ciudadana, por lo que merecía un aporte o "sacrificio" personal del alcalde Eduardo Mérida Balderrama.

"Se vuelve a confirmar la conducta vertical, abusiva y ridícula del alcalde Mérida, quien lejos de expresar y demostrar su solidaridad con un funcionario leal a su gestión y persona, optó por ordenar al Director de Recursos Humanos un descuento general y obligatorio de 20 bolivianos provenientes del bono de té. Los descuentos suman a más de 13 mil bolivianos que beneficiarán a una persona implicada en una presunta violación a una joven madre con dos hijos, lo que nos parece reprochable, porque puede interpretarse como un premio", dijo uno de los dirigentes del Sindicato Mixto de Trabajadores Municipales de Quillacollo.

Por todo ello, anunciaron, que al margen de la denuncia a los concejales elevarán queja formal a la Dirección Departamental del Trabajo, porque se trataría de descuentos ilegales, abusivos y sin consenso.

AMG// EFN

------------- 00000 ----------