Cochabamba, 14 de marzo (Red País).- El alcalde Eduardo Mérida Balderrama lanzó una agresiva campaña de descalificación por los medios de comunicación y redes sociales en contra de concejales, abogados y periodistas que cuestionan su "mediocre gestión municipal" plagada de denuncias de graves hechos de corrupción que, incluso, implican a su esposa y entorno de confianza.

La cruzada de desprestigio fue reactivada, principalmente, por las redes sociales y algunos medios de Quillacollo y redes televisivas, acusando a concejales de todos los males que enfrenta Mérida, así como alentando al revocatorio de los miembros del Concejo Municipal.

Dicha campaña se acentúo en pasadas horas, para lo que utilizan varios sitios en las redes sociales; entre ellos uno de reciente creación "Quillacollo al destape" que comparte los memes injuriosos a las páginas "Quillacollo sin traidores ni corruptos", "Luna quillacolleña", "Todos por Quillacollo", "Unidos por Quillacollo" y otros administrados por el jefe de Sistemas de la Alcaldía, Omar Velasco Maldonado, el asistente de despacho Marco Flores Varias y el especialista en informática Tito Cortez, quienes serán investigados y procesados por los presuntos delitos contra el honor de las autoridades.

REACCIONES

Sobre el particular, el concejal Zacarías Jayta calificó esos ataques de "cobardes y desesperados" ejecutados por órdenes del alcalde Eduardo Mérida Balderrama, quien tendría los días contados al mando de la Alcaldía.

Recordó que Mérida enfrenta 36 juicios penales; de los cuales 20 antes de asumir el cargo y 16 durante su gestión. La mayor parte son procesos por estafa, estelionato, abuso de confianza, apropiación indebida y mala praxis profesional, los mismos que fueron denunciados por sus exclientes al Ministerio de Justicia.

Reveló que los juicios actuales fueron interpuestos por vecinos, concejales, abogados y periodistas que cursan en las fiscalías anticorrupción y juzgados de Quillacollo y Cochabamba.

Jayta recordó que los procesos que revisten gravedad y que no le dejan conciliar el sueño a Mérida tienen que ver con los denominados "audios de la corrupción", que implican a su esposa Jovanna Maldonado Villarroel y su colaborador Richard Agreda Tórrez, en cobros y extorsiones a empresa contratistas, proveedores del desayuno escolar y medicamentos, venta de cargos municipales, destrucción de trámites, aprobación de loteamientos y urbanizaciones ilegales y otros.

Dijo que a todo ello se suma el bullado caso de su libreta de servicio militar que se encuentra en su fase final de acusación formal y suspensión temporal del cargo por el Tribunal Electoral Departamental, toda vez que está comprobado la falsedad de su libreta con la que se habilitó como candidato en 2015.

"Toda esta delicada situación, tiene a Mérida nervioso, preocupado y agresivo, por lo que no repara en atacarnos de la peor manera por las redes sociales como si nosotros fuéramos culpables de sus fechorías", finalizó.

AMG//EFN