Temen mala calidad de obras: Construcción del colector perjudica labores de vecinos y transportistas

Cochabamba, 16 de marzo (Red País).- Los vecinos que viven al borde de la vía férrea entre las calles Ernesto Céspedes, 12 de Septiembre y 21 de Septiembre, además de la avenida Tomás Bata, sufren las consecuencias de la construcción improvisada del colector o desagüe pluvial, debido a que ya sufrieron los duros embates de las lluvias, pues esas vías están tapadas con escombros, impidiendo el tráfico vehicular y que las aguas sigan su cauce normal.

Según el concejal Zacarías Jayta, con las lluvias las obras del colector quedaron dañadas por la fuerza de las aguas que arrastraron tierra, basura y otros desperdicios.

Dijo que hay necesidad de realizar nuevos trabajos descartando los que fueron dañados debido a que el proyecto de desagüe pluvial o colector II se elaboró hace diez años, por lo que está desfasado en el tiempo, y lo peor, no hicieron los estudios del caso para soportar la gran cantidad de agua.

Jayta afirmó que de nada sirve admitir que el centro urbano de Quillacollo es vulnerable a las lluvias por la falta de desagües y alcantarillado, cuando se improvisan las obras y proyectos, que en este caso es una obra de magnitud con una inversión cuantiosa superior a los ocho millones de bolivianos. La calidad de las obras no está garantizada y se teme que colapsen con el tiempo.

Tanto vecinos como transportistas protestaron por la tardanza en la ejecución de las obras, así como por los perjuicios ocasionados pues por las calles mencionadas fue y es difícil transitar con seguridad y tranquilidad.

IMPERICIA Y PERJUICIOS

De acuerdo a los antecedentes del proceso de contratación del proyecto "Construcción Colector 2 – Desagüe pluvial para los distritos 1, 2, 3 y 4", la empresa Cauje-Cave no tendría experiencia en este tipo de obras, consideradas de alta ingeniería hidráulica, ya que jamás hizo esta clase de trabajos. Su experiencia se resumía a ejecutar tajamares en las áreas rurales.

De un total de nueve empresas calificadas para hacerse cargo de la obra, la comisión del proceso de calificación, recomendó la contratación de la empresa Asociación Accidental "Cauje-Cave", pese a que no reunía requisitos ni tenía la mejor propuesta económica.

Los técnicos a cargo de la calificación, informaron que la decisión de contratar a dicha empresa fue del alcalde Eduardo Mérida Balderrama, descartando a otras con mayor experiencia y solvencia técnica.

En los denominados "audios de la corrupción", que ya está en manos de los fiscales anticorrupción, se hace mención a la empresa Cauje-Cave como una de las víctimas de extorsión de la esposa del alcalde Eduardo Mérida, Jovanna Maldonado Villarroel y su intermediario Richard Agreda.

Consultados en torno a este caso, los concejales de Quillacollo, anunciaron que realizarán una profunda investigación de las denuncias y la posibilidad de que se trate de un contrato de privilegio, ya que en el proceso de contratación no participaron representantes de los distritos beneficiados, sino y extrañamente los dirigentes de los distritos 5 y 7. Los vecinos también temen una posible estafa por la mala calidad de obras que se ejecutaron durante las lluvias.

AMG// EFN