Roban joyas valuadas en $us 100.000: Asaltan dos joyerías en Quillacollo delante de un ojo vivo inservible

Cochabamba, 16 de marzo (Red País).- Dos joyerías en pleno centro de la ciudad de Quillacollo fueron asaltadas por un grupo de delincuentes llevándose un valioso botín en joyas valuadas en más de 100 mil dólares, poniendo al descubierto que los ojos vivos en dicha zona no sirven para nada porque están quemados desde hace meses.

Según informes preliminares, el asalto se habría registrado a las 1.15 de la madrugada en la calle José Ballivián, a una cuadra de la Alcaldía de Quillacollo y dos de la Policía.

Asimismo a escasos tres metros del lugar del hecho delictivo, está instalada una cámara de vigilancia que no cumple ninguna función social a cargo de la Dirección de Seguridad Ciudadana de la Alcaldía.

De acuerdo a informes extraoficiales de la Policía de Quillacollo, una banda de delincuentes forzaron las puertas de las joyerías "Belén" y "Michelle", ubicadas casi en la esquina José Ballivián y Cochabamba.

Indicaron que los antisociales tras ingresar violentamente a los negocios robaron joyas y otros objetos de valor, en frente de un ojo vivo inservible administrado por la Dirección de Seguridad Ciudadana de la Alcaldía. En 2016, de la totalidad de cámaras, sólo funcionaban un 20%, las demás se encontraban inutilizadas por falta de mantenimiento.

Al margen de los ojos vivos municipales cuya central funciona en ambientes policiales, los propietarios de negocios de la calle José Ballivián, de apenas dos cuadras, cuentan con cámaras de vigilancia que tampoco se encuentran en óptimas condiciones.

No es la primera vez que ocurre robos, asaltos y atracos en esta zona céntrica de Quillacollo donde están establecidas casas de cambio, préstamos, joyerías, comerciales y bancos, ya que en pasados años se registraron atracos, robos y asaltos con saldo de heridos y sustracción de dineros.

Sobre el particular, el director de Seguridad Ciudadana de la Alcaldía, Wilson Espinoza, dijo a varios medios de comunicación que el 24 de febrero, la Policía emitió un informe indicando que 18 cámaras se vinieron abajo el mismo día y se presume de acuerdo con un informe técnico que es por una tarjeta de red quemada. Lo que no dijo es que ese desperfecto se arrastra desde los inicios de la gestión del alcalde Eduardo Mérida, siendo de exclusiva responsabilidad municipal.

La actual autoridad a cargo de combatir la inseguridad no tiene conocimiento de la realidad de Quillacollo, pues vive en la ciudad de Cochabamba. Su antecesor que está con detención preventiva en la cárcel San Sebastián por la presunta violación a una joven madre de dos hijos, tampoco pudo establecer un plan mínimo contra la ola de inseguridad y violencia que sacude a esta ciudad.

TESTIMONIOS

Según testimonios de vecinos, el grupo de pillos que asaltaron las dos joyerías estaba conformado por seis hombres y posiblemente una mujer.

Las pesquisas policiales preliminares determinaron que los delincuentes forzaron varias puertas para ingresar a las joyerías y luego abrieron vitrinas y algunas cajas fuertes con el objetivo de sacar una considerable cantidad de alhajas.

Por otra parte, según las declaraciones del sereno del edificio donde funcionan las joyerías, los delincuentes lo habrían reducido y maniatado, además de encañonarle con arma de fuego si pedía auxilio.

Los malhechores, tras esa acción violenta, forzaron las cajas de seguridad de ambos comercios llevándose joyas valuadas en más de 100 mil dólares.

Un equipo especializado de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) investiga este hecho que fue calificado de "muy delicado" porque habría sido perpetrado por una banda muy organizada que planificó el robo con anticipación.
AMG// EFN