Caso violación en Quillacollo: Juez ratifica detención preventiva del exJefe de Seguridad Ciudadana

Cochabamba, 21 de marzo (Red País).-

El exjefe de Seguridad Ciudadana de la Alcaldía de Quillacollo, Jesús Pardo Quiroz, acusado de violación a una joven madre de dos hijos, permanecerá detenido preventivamente en la cárcel San Sebastián de Cochabamba por decisión del juez Penal Cautelar 2º, Iver Gonzales Casano, al constatar que el imputado no cumplió con los arraigos naturales: domicilio, familia y trabajo.

La audiencia de cesación a la detención preventiva convocada por el juez Gonzales se realizó este martes a las 15.00 y duró más de dos horas, hasta que denegó el pedido.

Los alegatos del abogado de la víctima, Gilmar Terrazas Vera, se centraron en los riesgos de fuga, obstaculización y la falta de trabajo y domicilio, por lo que pidió que se ratifique la detención preventiva.

Sustentó que el imputado desde un inicio demostró un comportamiento de no someterse al proceso, además de encontrarse en riesgo de fuga y obstaculización, ya que durante la audiencia participaron grupos de funcionarios municipales y familiares de Pardo con actitudes violentas contra la víctima y sus familiares.

Por su parte, el abogado del exJefe de Seguridad Ciudadana solicitó la cesación de la detención preventiva de Pardo, presentando para ello documentos que supuestamente avalaban familia, domicilio y trabajo.

DE VACACIONES

En el tema trabajo se puso al descubierto que Pardo gozaba de vacaciones, y no habría sido destituido como anunció públicamente el alcalde Eduardo Mérida Balderrama, quien podría ser enjuiciado por complicidad de un delito detestable y penado con 20 años de cárcel.

Al revelarse esa situación, el abogado Terrazas deploró el accionar del alcalde Mérida, quien prácticamente se parcializó con Pardo ya que presentó una certificación de trabajo con vacaciones que concluían este miércoles 22.

Extrañamente el juez Gonzales admitió el tema trabajo y cuestionó domicilio y familia, que pesaron a la hora de denegar la cesación de la detención de Jesús Pardo Quiroz, quien retornó a su celda de la cárcel San Sebastián.

REPERCUSIONES

Durante la audiencia de cesación, se confirmó la presencia de cerca de 20 funcionarios municipales y dirigentes vecinales, quienes insultaron con palabras obscenas a la víctima de violación y su familia. Algunos de los trabajadores ediles, consultados por los medios de comunicación, indicaron que fueron enviados por el alcalde Mérida para brindar apoyo al acusado de violación.

En contrapartida y en defensa de la joven madre de dos hijos y víctima de violación, un grupo de mujeres realizaron vigilia frente al edificio judicial para exigir justicia y castigo para el presunto violador.

Al grito de ¡Justicia, justicia, justicia...! alrededor de 20 mujeres pidieron cárcel para Pardo, destitución de los funcionarios que insultaron a la víctima y el despido de la jefa de la Dirección de Igualdad de Oportunidades, Araceli Mamani.

En representación de ese grupo de mujeres, la abogada Ruth Nina, dijo que el alcalde Mérida se convirtió en "defensor de violadores" pues quedó comprobado que fue él quien envío a los funcionarios municipales para agraviar a la familia de la víctima.

"No vamos a permitir que los violadores estén libres, mucho menos una persona que estuvo a cargo de Seguridad Ciudadana y que cometió violación. Si Jesús Pardo salía libre todo Quillacollo estaba en peligro porque estamos hablando de un exjefe a cargo de combatir la inseguridad", dijo.

Finalmente afirmó que en Quillacollo no existe seguridad ciudadana, Defensoría de la Niñez y Adolescencia y Servicios Legales e Integrales para la Mujer (SLIM), mucho menos el compromiso del alcalde Mérida de defender a las mujeres de violadores, feminicidas y golpeadores.
AMG//EFN