Piden su renuncia: Mujeres y menores están desamparados por la Jefa de Igualdad de Oportunidades de Quillacollo

Cochabamba, 24 de marzo (Red País).- Las mujeres y menores están indefensos ante la ola de violencia que sacude a Quillacollo debido a la inoperancia e insensibilidad de la jefa de Igualdad de Oportunidades, Araceli Mamani, quien no aplica las normas que protegen sus derechos y no asume defensa de las personas agredidas sexualmente.

Según la exsubalcaldesa de El Paso, Ruth Nina, la Jefa de esa repartición llegó a ocupar ese cargo por el tráfico de influencias que practica Jovanna Maldonado, esposa del alcalde Eduardo Mérida, quien presuntamente habría influido para su nombramiento, aunque también existen versiones de que habría pagado 1.000 dólares.

Dijo que Mamani ocupa la Jefatura de Igualdad de Oportunidades sin reunir requisitos profesionales y conocimiento de la problemática de la mujer, niño, niña y adolescente, que en Quillacollo es crítica debido a la ola de feminicidios y violaciones sexuales.

Nina sostuvo que a todo ello se suma la extrema dependencia del alcalde Mérida y su esposa, a quienes rinde cuentas de sus actos, cuando en cualquier parte de Bolivia, esa repartición actúa de oficio en defensa de la mujer y los menores.

Asimismo, afirmó que los funcionarios municipales que lo acompañan no saben de la realidad de Quillacollo, ya que muchos son de la ciudad de Cochabamba, por lo que poco o nada les interesa la suerte de las víctimas de violencia en todas sus formas.

"Un claro ejemplo de lo que se afirma fue su indiferencia en el caso de la mujer presuntamente violada por el director de Seguridad Ciudadana, Jesús Pardo Quiroz. Lejos de apoyarla como indican las leyes, se hizo de la vista gorda por órdenes del alcalde Mérida, quien envío funcionarios municipales a la audiencia de cesación de la detención preventiva para insultar y agredir a la víctima y su familia", afirmó.

RENUNCIA

Según Nina Quillacollo enfrenta una ola de violencia contra las mujeres, casos de feminicidios y violaciones, que no importan a la Jefatura de Igualdad de Oportunidades, menos a sus funcionarios.

Asimismo, dijo que esta ciudad registra diariamente la desaparición o pérdida de personas, especialmente menores, mujeres y adultos mayores, y no se hace nada para prevenirlos.

Por todo ello y muchas otras deficiencias, Nina junto a un grupo de mujeres, plantearon la renuncia de la jefa de esa repartición por su "mediocre labor, indiferencia e indolencia, ya que en Quillacollo no existen ni funcionan esas instancias".

Finalmente dijo que tanto los funcionarios de la Jefatura de Igualdad de Oportunidades y el propio alcalde Eduardo Mérida demostraron con el caso de Jesús Pardo, que defienden a los violadores y no a las víctimas.

AMG// EFN
----------- 000000 ----------