Cochabamba, 24 de marzo (Red País).- A tres meses de la presente gestión, la Alcaldía de Quillacollo está en el mayor abandono; sin obras ni autoridades ya que el alcalde Eduardo Mérida Balderrama se ocupa de sus juicios y de establecer negocios con las empresas contratistas.

El concejal del Distrito 4, Zacarías Jayta Berríos, expresó su preocupación por el estado de abandono y dejadez de la Alcaldía de Quillacollo, confirmando que hasta hoy no se inició la ejecución de obra alguna. Las obras de continuidad están retrasadas y a nadie le interesa su calidad, porque la Alcaldía es un "verdadero relajo", agregó.

Reveló que las obras financiadas por el programa Bolivia Cambia Evo Cumple, están a medias debido a que la Alcaldía no cumplió su contraparte. Las seis obras están concluidas y quedan algunos ítemes por ejecutar, así como el equipamiento que corresponde a la Municipalidad; mientras tanto enfrentan deterioros prematuros que podrían encarecer su funcionamiento, agregó.

En ocasión del aniversario de Quillacollo en 2015, el presidente Evo Morales Ayma aprobó seis proyectos de gran impacto social, educativo y deportivo con un presupuesto superior a los 50 millones de bolivianos. Se trata de la terminal de buses, dos edificios educativos, dos ciudadelas para menores y adultos mayores y complejo de raquet, los mismos que ya están concluidos y que sólo esperan su equipamiento para entrar en servicio.

CORRUPCIÓN

Según Jayta y otros concejales, además de dirigentes cívicos y vecinales, el origen para la demora en los equipamientos y pequeñas obras faltantes, sería la "obsesión del alcalde Mérida por establecer negocios con las empresas".

Lo mismo ocurriría con la ejecución de las obras contempladas en el Plan Operativo Anual 2017, pues Mérida priorizaría primero los "diezmos" y luego simular su licitación sin importarle la fecha de inicio.

Según Jayta, hasta ahora ninguna obra fue iniciada y se desconoce la fecha en la que comenzará a ejecutarse, perjudicando a los distritos y OTBs de Quillacollo que exigen su inmediata ejecución.

Recordó que el presupuesto para esta gestión alcanza a 328.515.445 bolivianos y están contempladas más de 150 obras en los 10 distritos municipales.

"Al parecer al alcalde Mérida no le interesa hacer gestión, sólo negocios, además de defenderse de los 36 juicios que enfrenta, pues se aferra del poder municipal con uñas y dientes, y todos los quillacolleños ya saben por qué", finalizó.

AMG// EFN