Cochabamba, 25 de marzo (Red País).- Dos de diez delincuentes que irrumpieron con violencia el pasado 16 de marzo a las joyerías Belén y Michell, guardan detención en celdas policiales y confesaron que el cuantioso robo valuado en más de 200 mil dólares fue planificado con mucha anticipación.

Según las declaraciones de los dos ladrones, se habría hecho seguimiento con semanas de anticipación, precisándose todos los movimientos de los propietarios, serenos y el mal funcionamiento de la cámara de vigilancia instalada a unos cinco metros del lugar.

Se informó en fuentes policiales que los dos delincuentes capturados, forman parte de una peligrosa banda peruano boliviana, y fueron detenidos en La Paz por investigadores de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC), después de ejecutar varios allanamientos en Cochabamba y siguiendo las pistas de los demás atracadores.

Los robos a las dos joyerías se registraron el pasado 16 de marzo en las calles José Ballivian esquina Cochabamba. Según los informes preliminares los asaltantes sustrajeron al menos 200 mil dólares entre joyas y dinero.

De acuerdo a las cámaras privadas de negocios contiguos a las joyerías, se determinaron que de los atracos participaron cerca de 10 personas, entre ellos una mujer, ya que se los ve un día antes en actitudes sospechosas.

Los informes policiales dan cuenta que la banda de pillos para hacerse del valioso botín uso un soplete para abrir las cajas fuertes. Se presume que los ladrones alquilaron un local comercial, semanas antes, para planificar el golpe ya que tras el robo una inquilina abandonó el ambiente que ocupaba.

Quedan confirmados que los asaltos fueron planificados con anticipación y mucha precisión pues conocían todos los movimientos de los propietarios de las joyerías Belén y Michells.

OTROS ATRACOS

De acuerdo a un historial, no es la primera vez que ocurre robos, asaltos y atracos en esta calle céntrica de Quillacollo donde están establecidos bancos, casas de cambios, préstamos, joyerías y comerciales, ya que en pasados años se registraron actos delictivos con saldo de heridos y sustracción de dineros.

Se trata de una de las zonas más "cotizadas y apetecidas" por los malhechores que dieron varios golpes en los últimos cinco años con resultados trágicos.

El caso estuvo a cargo de un equipo especializado de la FELCC que siguió los pasos de los delincuentes hasta atrapar a dos miembros de la banda de 10, quienes confesaron la identidad y el posible paradero de sus compinches.

A todo ello se suma el mal funcionamiento de las cámaras de vigilancia que están a cargo de la Dirección de Seguridad Ciudadana de la Alcaldía de Quillacollo y el Comando Provincial de la Policía. De un total de 100 ojos vivos sólo funcionarían 28 por falta de mantenimiento, y muchos ya no sirven.

AMG// EFN

----------- 000000 ----------