Informe oficial de la Policía: Sólo 28 de 100 cámaras de vigilancia funcionan en la ciudad de Quillacollo

Cochabamba, 25 de marzo (Red País).- Sólo 28 de 100 ojos vivos funcionan en la ciudad de Quillacollo, algunos ya cumplieron su ciclo de vida y otros necesitan mantenimiento urgente, cuya obligación está a cargo de la Dirección de Seguridad Ciudadana de la Alcaldía.

El comandante provincial de la Policía de Quillacollo, coronel José Borda, confirmó que del total de cámaras de vigilancia existentes sólo funcionan 28, por lo que se elabora un plan para implementar sistemas de control electrónico.

La autoridad recordó que Quillacollo fue el pionero en contar con ese servicio de vigilancia ciudadana en el departamento de Cochabamba que se remonta al 2012, cuando ejercía el cargo de alcaldesa Carla Lorena Pinto Bustamante. A partir de esa gestión se instaló 100 ojos vivos distribuidos en lugares estratégicos.

"Actualmente de un total de 100 cámaras de la red de vigilancia en Quillacollo, sólo funcionan 28. Las demás ya habrían cumplido su ciclo por lo que se estudia y elabora un plan de vigilancia efectivo", dijo.

INSEGURIDAD Y ABANDONO

El presidente del Concejo Municipal de Quillacollo, Víctor Osinaga López, denunció que la inseguridad y abandono en materia de vigilancia electrónica son alarmantes en esta ciudad, porque al alcalde Eduardo Mérida no le interesaría para nada la seguridad de sus ciudadanos.

Dijo que el ejecutivo municipal prefirió instalar un sistema vecinal de vigilancia en los barrios periurbanos sin resultados contundentes, descuidando la seguridad de los miles de vecinos del centro urbano de Quillacollo donde está concentrado gran parte de la población de más de 300 mil habitantes.

A manera de ejemplo acerca de la indolencia del alcalde Mérida, citó que para la presente gestión presupuestó sólo 1.215.144 bolivianos, recursos insuficientes para combatir o reducir la ola de violencia e inseguridad expresadas en asesinatos, feminicidios, atracos, asaltos y robos mano armada, como los ocurridos con las joyerías en pleno centro de Quillacollo y a pocos pasos de un "ojo tuerto".

"Ante una realidad tan angustiante, de inseguridad e incertidumbre, vamos a coordinar acciones con las autoridades policiales, vecinos de las OTBs y dirigentes de los 10 distritos municipales para elaborar un plan piloto de seguridad ciudadana, destinando para ello un presupuesto adecuado", dijo.

Finalmente, recomendó al alcalde Mérida ocuparse más de la seguridad de los vecinos antes que de sus procesos judiciales, negocios y de perseguir a concejales, abogados y periodistas críticos a su gestión plagada de denuncias de corrupción y extorsión.
AMG// EFN