Dos obras Evo Cumple: El Alcalde Eduardo Mérida y sus técnicos desconocen dónde están Sapenco y Santo Domingo

Cochabamba, 29 de marzo (Red País).- El alcalde Eduardo Mérida Balderrama y sus técnicos desconocen dónde están ubicadas las zonas de Sapenco y la finca de Exaltación; y tampoco tienen documentos de expropiación y cuánto se pagó por terrenos de más de cuatro hectáreas donde se construyeron la terminal de buses y el complejo de raqueta.

 

Pese a estos misterios, a finales de 2015 en predios de Santo Domingo en la zona Sud (Distrito 3) de propiedad de la familia Piérola, comenzaron la construcción de la terminal de buses y el complejo de raqueta con recursos del programa Bolivia Cambia Evo Cumple por un monto superior a los 25 millones de bolivianos.

El abogado de la familia Piérola, Max Ureña, en mayo de 2016, formalizó una denuncia ante la Unidad de Proyectos Especiales (UPRE) sobre un presunto avasallamiento a la propiedad de sus defendidos por parte de la Alcaldía.

Dijo que en varias actuaciones públicas, el alcalde Mérida y sus asesores legales, no pudieron demostrar el título propietario de la Alcaldía de los terrenos donde se construyeron la terminal de buses y los campos de raqueta. Sólo se dedicaron a insultar y redundar en torno a una supuesta expropiación de dichos predios a la familia Urquidi, cuando esos terrenos estarían ubicados en la zona sudoeste de Quillacollo en el actual Distrito 3, agregó.

"Ante diferentes instancias y los medios de comunicación, hemos presentado documentos fehacientes e irrebatibles que demuestran que los terrenos donde se construyen las dos obras de Evo Cumple, son terrenos privados de la familia Piérola, y no así en los expropiados a la familia Urquidi", dijo.

UBICACIÓN DE LOS LOTES´

Según Ureña los terrenos expropiados a la familia Urquidi en 2006, están ubicados en la zona sudoeste de Quillacollo y no así en la zona sudeste, por lo que tanto la terminal de buses como el complejo de raqueta se emplazaron en terrenos privados.

"Hasta ahora y pese a los reiterados pedidos al alcalde Mérida y su equipo de abogados, no han podido demostrar dónde están ubicadas las zonas de Sapenco y la finca Exaltación o Santo Domingo. Al parecer, y no quieren admitir, la Alcaldía ha sido víctima de una presunta estafa de la familia Urquidi ya que los terrenos adquiridos por más de 150 mil dólares no existen, y donde se construyeron las dos obras son propiedad privada", agregó.

El abogado recordó que por norma todos los proyectos Evo Cumple, para su aprobación y posterior ejecución, deben contar con terrenos debidamente saneados y sin conflictos legales. Todo hace ver que el alcalde Mérida y sus técnicos engañaron al presidente Evo Morales, entregándole títulos de terrenos inexistentes, por lo que actualmente las obras están concluidas pero abandonadas, incluso con sospechas de sobreprecios y mala calidad, agregó Ureña.

AMG// EFN