Mataron el espejo de agua de los incas: Laguna de Cotapachi fue llenada con aguas contaminadas del río Rocha

Cochabamba, 30 de marzo (Red País).- La ancestral laguna de Cotapachi, detrás del Calvario de Urkupiña, fue llenada con aguas contaminadas y hediondas del río Rocha, y el alcalde Eduardo Mérida afirma que se trata de aguas cristalinas y purificadas que permitieron el retorno de especies de aves migrantes y anuncia la crianza de peces.

El llenado de la laguna Cotapachi se realizó la noche del 22 de marzo cuando abrieron la compuerta que existe en el río Rocha frente al espejo de agua. Condujeron las aguas contaminadas y negras del río Rocha por una acequia de tierra hasta el vaso de agua o laguna.

La labor, según expertos en la materia, se realizó de manera improvisada y con fines mediáticos del alcalde Mérida, ya que para todos es conocido que el río Rocha arrastra aguas negras y altamente nocivas, lo que hace temer que en poco tiempo la laguna estará convertida en un gran charco fétido y altamente peligrosa para la salud de los pobladores de Cotapachi.

Según antecedentes históricos, la compuerta existente en el río Rocha tiene la función de regular la fuerza de las aguas para evitar inundaciones y otros excesos que siempre ocurrieron. Asimismo, para llenar la laguna de Cotapachi con fines de refrigeración de la zona.

Antes de ser llenada la laguna en sus inmediaciones ya habitaban aves migrantes como gaviotas y otras especies, por lo que el alcalde Mérida no puede atribuirse de una proeza ecológica; por el contrario terminaron matando el único espejo de agua que se remonta a los tiempos de esplendor de los incas cuando en las serranías contiguas almacenaban maíz en silos especiales o qollcas para enviarlos al Cuzco.

PROTESTAS

Cuando surgieron las protestas de ecologistas, expertos medioambientalistas y concejales, recién el alcalde Mérida y sus estrechos colaboradores se dieron a la tarea de buscar contactos con profesionales del Ministerio de Medio Ambiente, Gobernación, Universidad Mayor de San Simón (UMSS) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

En una visita a la laguna se comprobó que la calidad de las aguas no es la óptima para este tipo de fuentes naturales, y en los alrededores de este espejo de agua se verificó la presencia de promontorios de basura y desechos tóxicos.

Periodistas de varios medios de comunicación, que no tienen ningún vínculo publicitario y económico con la Alcaldía de Quillacollo, verificaron la presencia de aguas negras, contaminadas y fétidas que no garantizan la supervivencia de ningún ser vivo, especialmente aves.

AUTOBOMBO DEL ALCALDE

Sin embargo, el alcalde Mérida no se cansa de repetir en varios medios de comunicación que las aguas de la laguna de Cotapachi son limpias, cristalinas incluso aptas para el consumo humano, siendo que fueron desviadas del río Rocha. El mencionado río enfrenta desde hace años una alarmante contaminación convirtiéndose en una gigantesca cloaca a cielo abierto.

Anunció que existen acuerdos con personeros del BID, Gobierno, Gobernación de Cochabamba y técnicos de la UMSS para elaborar un Plan integral de recuperación de la laguna de Cotapachi que incluya el aspecto religioso, turístico y ecológico.

AMG// EFN