CEDIB recibe apoyo de 80 intelectuales del mundo tras amenaza de desalojo de predio de la UMSS

La Paz, 4 abril (ANF).- El Centro de Estudios de Documentación e Información Bolivia (CEDIB) recibió el apoyo de 80 intelectuales de talla mundial, quienes expresaron su preocupación por la intención del rector de la Universidad Mayor de San Simón (UMSS), Juan Ríos, de desalojar el Fondo Documental de los ambientes universitarios que ocupa en la ciudad de Cochabamba.

La información fue proporcionada por el director del CEDIB, Marco Gandarillas, quien destacó de la enorme importancia que tiene el fondo documental declarado Patrimonio Documental de Cochabamba, así como del alto riesgo que implica improvisar un posible traslado del fondo hemerográfico consistente en 11 millones de artículos publicados en los últimos 50 años, colecciones únicas y completas del Semanario Aquí y otras publicaciones, así como un fondo digitalizado de más de 3 millones de artículos y bases de datos, entre otros.

"Ha habido muchas cartas de solidaridad, alrededor de 80 notables intelectuales a nivel mundial, internacionales que le están escribiendo al rector y le están haciendo saber que les preocupa que esto se ponga en riesgo, y también académicos e intelectuales nacionales preocupados por esta situación", dijo el director del CEDIB durante una conferencia de prensa.

Entre los intelectuales internacionales figuran Joan Martinez Alier (España), Enrique Leff (México), Maristella Svampa (Argentina), Horacio Tarcus (Argentina), Alberto Acosta (Ecuador), Pierre Salama (Francia), Eduardo Gudynas (Uruguay), Julio Fierro Morales (Colombia), Silvia Rodríguez Cervantes (Costa Rica), quienes le exhortan al rector Ríos a "resguardar este patrimonio y evitar cualquier tipo de acción que lo ponga en riesgo. En especial aquellas acciones que involucren el uso de la fuerza porque representarían verdaderos atentados a la cultura".

Gandarillas en una amplia explicación de lo que es el CEDIB y los servicios que presta a la comunidad universitaria de la UMSS y a la población en general, dijo que anualmente 10 mil personas acuden a su fondo hemerográfico y a su biblioteca, por lo que una posible intervención con uso de la fuerza pondría en grave riesgo todo el fondo documental administrado.

"Es un fondo gigantesco, de alto valor pero además muy frágil, lo que queremos que entienda la comunidad en Cochabamba (...). Un traslado repentino, sin tener otro lugar adecuado inmediato ni siquiera en los siguientes meses es de alto riesgo, por eso exhortamos a las otras autoridades que nos declararon Patrimonio Documental, a las autoridades del Gobierno Departamental, a pronunciarse", manifestó.

Consultado si considera que hay móviles políticos detrás de las amenazas del Rector de la UMSS, Gandarillas respondió que "poniendo en contexto toda nuestra situación de los últimos años, es cierto que somos una institución que por nuestras contribuciones académicas, nuestras investigaciones críticas a muchas políticas nacionales hemos sido objeto de constantes agresiones públicas de autoridades o administrativas. Personalmente me niego a pensar que la UMSS sea parte de esto".

Calificó la actual situación como un mal entendimiento al convenio vigente entre la UMSS y el CEDIB y ratificó la disposición de solucionar el actual conflicto vía diálogo.

Sin embargo el representante del directorio del CEDIB, Rafael Puente, aclaró que esta institución no quiere quedarse de manera indefinida en estas oficinas, pero que cualquier posible traslado debe realizarse con protocolos especiales debido a la exposición del fondo documental.

"No podemos aceptar ningún tipo de violencia, estamos en una sociedad de derecho, hay un convenio suscrito, autoridades judiciales, y si el diálogo es descartado por el señor Rector, nos complace saber que acuda a instancias judiciales, para que respeten los derechos del CEDIB y la necesidad de mantener este fondo en buen estado", manifestó.

Puente advirtió que el plazo de 48 horas otorgado por Ríos al CEDIB para desalojar las oficinas ubicadas en la calle Calama, no es judicialmente aceptable ni prácticamente viable. "Lo que procede es el diálogo y el establecimiento de plazos prudentes", sostuvo.

Convenio

De acuerdo a las explicaciones, el CEDIB firmó un convenio con la UMSS avalado por el Consejo Universitario en 1993 por el que se establece incrementar el uso profesional científico y académico de la información y documentación del centro, así como los sistemas informáticos para contribuir y facilitar a la solidez científica y académica de los cursos de post grado del Centro de Estudios Superiores (CESU), así como de las distintas unidades académicas de la universidad.

El convenio original fue suscrito para 10 años prorrogable indefinidamente. El CEDIB consideró que de mutuo acuerdo e interés el acuerdo fue ampliado, sin embargo el rector de la UMSS de manera unilateral lo dio por finalizado.

/JMC/FC/