Esposa del alcalde Mérida: Jovanna Maldonado maneja a su antojo y rapacidad el Hospital de Quillacollo

Cochabamba, 12 de abril (Red País).- La presunta farmacéutica Jovanna Maldonado Villarroal, la joven esposa del alcalde Eduardo Mérida Balderrama, tomó el mando de la Alcaldía y maneja a su antojo y rapacidad la administración del Hospital de Quillacollo, sin ser funcionaria municipal.

Según las dirigentes de la agrupación "Sinchi Warmis", Maldonado sería, en los hechos, la verdadera alcadesa y no así Eduardo Mérida, porque dirige los destinos de la Alcaldía de Quillacollo desde su farmacia ubicada en la calle Waldo Ballivián y su domicilio particular de la avenida Suárez Miranda esquina Carmela Cerruto.

"Jovanna Maldonado maneja la Alcaldía desde el día en que su actual esposo asumió el cargo. Sin tener ninguna relación contractual con la Alcaldía, conformó grupos al mejor estilo mafioso para vender cargos, licitar obras, cobrar diezmos, destituir a personal incómodo a sus intereses y proveer productos para el almuerzo escolar. Maldonado es una máquina de hacer plata con la complicidad del alcalde Mérida, por cuya causa es investigada por fiscales anticorrupción y puede ser detenida en cualquier momento", indicaron.

La principal representante de Sinchi Warmis, Ruth Nina, afirmó a varios medios de comunicación que Jovanna Maldonado es la cabecilla de un clan familiar mafioso y principal implicada en los denominados "audios de la corrupción" junto a su esposo Eduardo Mérida y su "mochilero" Richard Agreda Tórrez.

CÁRCEL PARA JOVANNA

Recordó que los tres, en particular Maldonado, son investigados penalmente por los fiscales anticorrupción y se prevé su detención preventiva en cualquier momento porque los delitos son contra los intereses del Estado. Está acusada de extorsión, cobrar diezmos a empresas que ejecutan obras de magnitud y proveedores del desayuno y almuerzo escolar, traficar cargos desde 500 a 1.000 dólares, aprobación de loteamientos y urbanizaciones ilegales, destrucción de trámites de rivales políticos y sentimentales, además de decidir en la administración del Hospital de Quillacollo que maneja un presupuesto anual de Bs 56.201.855, que representa la cuarta parte del presupuesto global de la Alcaldía.

"Vamos a constituirnos en parte civil, porque la voracidad y ambición de la esposa del Alcalde no tiene límites, y pese a estar enjuiciada, continúa con la venta de cargos, compra de insumos en el hospital y cobro de diezmos a las empresas que se adjudican obras pequeñas y grandes. No deja escapar nada, porque estaría ávida de poder y dinero, por lo que exigimos a los concejales investigar de oficio estos hechos que ocasionan daño económico al Estado y enriquecen ilícitamente a la pareja Mérida-Maldonado", agregó.

En representación de más de 50 integrantes del grupo Sinchi Warmis, Ruth Nina, anunció que harán una representación oficial ante el fiscal General del Estado, Ramiro Guerrero, autoridades del Tribunal Departamental de Justicia y el Viceministerio de Transparencia para que instruyan a los fiscales que atienden el caso de los audios de la corrupción, mayor celeridad y apego a las leyes.

AMG// EFN

----------------- 0000000 ----------------