Cochabamba, 13 de abril (Red País).- El autocalificado vocero de la Alcaldía de Quillacollo, Eddy Espinoza (El Badilejo), ordenó hoy al fotógrafo de la Dirección de Comunicación, Hugo Apaza López, perseguir periodistas críticos a la gestión municipal y sacarles fotos para descalificarles por las redes sociales como una forma de escarmiento.

El hecho ocurrió este jueves en plena plaza principal de Quillacollo durante el lanzamiento de la Feria del Pacay y el P'ampaku, cuando los periodistas Leydi Santos y Walter Gonzales Valdivia conversaban, mientras esperaban el acto central. Ambos comunicadores que trabajan en el mismo medio de comunicación, Canal 14 Nueva Visión, se dieron cuenta de que eran observados amenazadoramente y fotografiados por funcionarios municipales bajo órdenes de Espinoza, un siniestro personaje que desconoce de los derechos de los periodistas y los principios básicos de la prensa.

El hecho ocurrió a las 11.00, ocasionando un escándalo porque los periodistas reclamaron el porqué de la persecución y la toma de imágenes. El fotógrafo, tembloroso y vacilante, sólo se atrevió a señalar que sólo cumplía órdenes de Eddy Espinoza, quien al darse cuenta de la indignación de los dos periodistas, huyó del lugar para luego aparecer como si nada hubiera pasado.

VOCERO SERVIL

Al ser consultado por la periodista Leydi Santos, el autoproclamado vocero del alcalde Eduardo Mérida Balderrama, sólo atinó a decir "que no sabía de que le estaba hablando y que desconocía del hecho". Ante la insistencia de Santos, optó por denigrarla, insultarla y reclamarla que ella jamás le daba el derecho a la réplica y que enviará sus quejas de forma escrita al despacho municipal.

Espinoza fuera de sí y en tono amenazador y perverso reiteró que no conocía nada y negó haber sido el autor de la orden de amedrentar a los dos periodistas, cuando funcionarios municipales del propio entorno del alcalde Mérida, confirmaron que la toma de fotos fue por su instrucción con el propósito de utilizar las imágenes para descalificarles por las redes sociales a través de sitios que utilizan para calumniar y ofender a todos quienes cuestionan los hechos de corrupción municipal.

DESESPERADOS

Por su parte, el periodista Walter Gonzales Valdivia afirmó que el alcalde Mérida y sus estrechos colaboradores, en su desesperación, recurren al insulto, la amenaza y la violencia, ya que contrató matones con el fin de liberarse de personas incómodas a su gestión.

Dijo que Espinoza es un obtuso personaje de la vieja política que no tiene el menor criterio de lo que es comunicación y periodismo, siendo su característica la demagogia y la verborrea, además de su oportunismo y servilismo sin límites con propósitos de sobrevivencia. "Siempre fue un parásito de la sociedad que se paseó por todos los partidos políticos y las gestiones de gobierno nacional, sin más recursos que ser sicario de Mérida", agregó a tiempo de anunciar que junto a Santos presentarán denuncia a los gremios de la prensa y las instancias judiciales porque trató de conculcar derechos constitucionales como el de la libertad de expresión y prensa.

AMF// EFN

--------------- 0000000 ------------