Cochabamba, 16 de abril (Red País).- Las obras que más se ejecutan en Quillacollo tienen un costo menor a los un millón de bolivianos, lo que facilita su ejecución y la imposición del "sagrado diezmo", pero evita la fiscalización de los concejales.

Según los concejales de Quillacollo, el alcalde Eduardo Mérida Balderrama, al parecer descubrió la fórmula ideal para enriquecerse ilícitamente, pues la mayor parte de las obras inscritas en el Plan Operativo Anual 2017 registran montos menores a los un millón de bolivianos para eludir la fiscalización del Concejo, el Control Social y los vecinos.

El concejal Zacarías Jayta afirmó que no sólo se trata de esa fórmula perfecta, sino que el alcalde Mérida direcciona las obras a las empresas beneficiadas, incluso en muchos de los casos adjudica los trabajos por invitación directa. Para facilitar los hechos de corrupción, dijo, que Mérida y su esposa Jovanna Maldonado "montaron" una red con características mafiosas en el Sistema de Contrataciones del Estado (Sicoes), Contabilidad y cobro de cheques, además de la Dirección de Finanzas.

DEGENERACIÓN

La autoridad precisó que la licitación de obras con montos menores a los un millón de bolivianos, está respaldada por normas del Ministerio de Finanzas que convalidan esa situación. El Gobierno al constatar que la tardanza en el avance de proyectos, era producto de la burocracia, autorizó a todos los municipios del país licitar de forma directa los proyectos con costos menores a los un millón para evitar se traben en los concejales municipales.

"Lamentablemente un fin noble del Gobierno, ha sido desvirtuado por el alcalde Mérida, quien adjudica a diestra y siniestra obras por esos montos con el fin de beneficiarse con los codiciados diezmos, que es la palabra que más se escucha en la Alcaldía de Quillacollo", dijo.

Para evitar más hechos de corrupción y enriquecimiento ilícito de la pareja municipal, Jayta anunció que solicitarán al alcalde Mérida que envíe todos los antecedentes de los procesos de licitación y adjudicación al Concejo Municipal de Quillacollo, ya que las obras están siendo ejecutadas por empresas sin ninguna experiencia y sin la calidad requerida.

AMG// EFN