CONQUISTAS LABORALES NO SE NEGOCIAN

Mérida se resiste a cumplir el laudo arbitral
y trabajadores exigen su encarcelamiento

Transcurridos tres semanas desde que el alcalde Eduardo Mérida Balderrama fuera notificado por la juez Martha Coca para que cumpla el laudo arbitral ejecutoriado en favor de los trabajadores, la autoridad se resiste a hacerlo y recurre a la mentira y confusión por lo que los dirigentes municipales piden su encarcelamiento.

El abogado de los trabajadores municipales, Max Ureña, denunció que el alcalde Mérida se hace la burla de todos victimizándose por los medios de comunicación, denunciando que buscan encarcelarlo con fines políticos.

"En este caso no hay el más mínimo interés político porque se trata de un derecho legal adquirido por los trabajadores, por lo tanto de cumplimiento obligatorio. Tampoco ocasionará pagos injustificados, como dice, sino que los recursos están previstos desde hace años y sólo falta una reprogramación", dijo.

Por otra parte, Ureña denunció que el alcalde Mérida recurre al chantaje, extorsión y la farsa, al imponer a grupos de trabajadores a renunciar el bono de incentivo funcional cuando esa situación no es posible porque los alcances del laudo arbitral están protegidos por la Constitución Política del Estado (CPE). Se trata de acciones desesperadas que sólo buscan confundir a la población, por lo que le recomendaron "no alargue más su agonía" ya que el laudo arbitral debe cumplirse sí o sí, o caso contrario le espera la cárcel, agregó.

DESMENTIDO
El abogado de los trabajadores también desvirtúo las declaraciones públicas del alcalde Mérida de que se encontraría entre la "espada y la pared": si pago voy a la cárcel y si no lo hago igual.

"No hay nada de eso. El alcalde Mérida debe cumplir con el laudo arbitral porque tiene efectos de cosa juzgada, por lo tanto de cumplimiento obligatorio", dijo.

Ureña también aclaró que no existe una orden de la Contraloría para que no pague el bono de incentivo, esa situación es parte del pasado cuando no había el laudo arbitral. La juez Martha Coca, tomando en cuenta todos esos antecedentes, ordenó cumplir con el laudo arbitral que prevé el pago del incentivo funcional, la inamovilidad funcionaria, respeto al fuero sindical y al trabajo de las madres embarazadas y padres progenitores, además de la dotación de ropa de trabajo dos veces al año, que hasta hoy Mérida se resiste a cumplir, agregó.

"Estamos convencidos que la Contraloría no emitió ninguna orden, por el contrario dijo que el laudo arbitral corresponde a jurisdicción de la justicia laboral y no de la parte coactiva. Por todos los argumentos que maneja, incluso comprometiendo la independencia de los dirigentes del control social, comerciantes y los trabajadores leales a su gestión, estamos persuadidos que no tiene la menor intención de cumplir con la conquista laboral, por lo que insistiremos en su encarcelamiento en el penal San Pablo", señaló.

Finalmente, denunció que Mérida recurre a la chicana jurídica presentando recursos legales que ya no vienen al caso, como una Acción de Amparo o la ampliación a los concejales como terceros interesados.

La audiencia para declarar procedente o no la Acción de Amparo se realizará este miércoles a las 10.00, donde también se decidirá la situación legal de la autoridad edil.