Cochabamba, 19 de abril (Red País).- Por segunda vez consecutiva el alcalde Eduardo Mérida Balderrama, su esposa Jovanna Maldonado Villarroel y Richard Agreda Torrez, no asistieron a la audiencia de reproducción de los denominados "audios de la corrupción", que pone al descubierto cobros ilícitos y turbios negociados.

De la audiencia que se realizó el martes 18, sólo participaron los concejales Víctor Osinaga López y Antonio Montaño Gonzales en su calidad de denunciantes, los fiscales anticorrupción Samuel Vargas y Wilma Chileno y los investigadores asignados al caso de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen de Quillacollo (FELCC).

La cita comenzó a las 10.00 y se prolongó hasta las 17.00, tiempo en el que se reprodujeron y escucharon 42 audios que involucran al alcalde Mérida, su esposa y al "mochilero" de la pareja, Richard Agreda.

En los audios se escuchan conversaciones que implican a los tres en extorsiones, cobro de diezmos a empresas y proveedores de insumos a las diferentes reparticiones municipales, venta de cargos a 1.000 dólares, aprobación de loteamientos y urbanizaciones ilegales, destrucción de trámites de rivales políticos y sentimentales y otros ilícitos al mejor estilo de un "clan mafioso".

Según los fiscales Vargas y Chileno, a partir de la reproducción de audios, se tiene un plazo de siete días para el desdoblamiento o informe en detalle, y dependiendo de sus resultados asumir las acciones legales según la norma procesal.

OBSTACULIZACIÓN

Según el presidente del Concejo Municipal de Quillacollo, Víctor Osinaga López, la ausencia del alcalde Mérida, su esposa y Richard Agreda, obstaculiza la investigación de la verdad histórica de los hechos, lo que podría influir en las decisiones legales futuras.

"Si el alcalde Mérida y su clan mafioso no tienen nada que ver con los audios por qué no asisten a la reproducción de los mismos. Lo que pasa es que temen que los fiscales identifiquen sus voces, que en varias ocasiones fueron negadas por Mérida, quien incluso las calificó de montajes", dijo.

Osinaga afirmó que la estrategia legal de Mérida es evitar el cotejo de sus voces con las que están en las conversaciones de los audios de la corrupción. Asimismo, buscan eludir sus responsabilidades para evitar su detención preventiva.

"Una vez que concluya la fase investigativa, y al existir serios indicios de la participación de Mérida, su esposa y Agreda, vamos a pedir a los fiscales la detención preventiva de los involucrados en uno de los hechos de corrupción más escandalosos de la historia municipal de Quillacollo", finalizó.
AMG//EFN

------------ 0000000 ----------