LA RÍDICULA VANIDAD DEL ALCALDE MÉRIDA

Descuentan a trabajadores Bs 50
por no hacer barra en Sara Raymi

De forma ilegal y abusiva, el alcalde Eduardo Mérida Balderrama ordenó al director de Recursos Humanos Javier Gutiérrez el descuento de 50 bolivianos a todos los trabajadores que no asistieron a hacer barra y aplaudir a la autoridad edil durante la celebración del Sara Raymi o año nuevo andino realizado en las qollcas de Cotapachi, la madrugada del pasado 21 de junio.

Este abuso fue denunciado por los funcionarios afectados ante los dirigentes del Sindicato de Trabajadores Municipales, quienes a su vez presentaron ante la Dirección Departamental de Trabajo por tratarse de un descuento "ilegal y abusivo" que no está contemplado en las normas municipales mucho menos laborales.

El abogado de los trabajadores municipales, Max Ureña, lamentó que la vanidad o narcisismo del alcalde Mérida llegue a extremos de sancionar a humildes trabajadores, por el solo hecho de no asistir a esa celebración para hacer barra y aplaudan su paso y discurso.

"Es incomprensible lo que está pasando en la Alcaldía de Quillacollo donde se tiene a un Alcalde víctima de sus traumas de baja autoestima. Obligar a los trabajadores a asistir a las cinco de la mañana para aplaudirlo y vitorearlo, nos parece un extremo, pero lo más grave es la multa o descuento realizado a cada funcionario de Bs 50 que deben ser devueltos por ser ilegal y atentatorio a los intereses de los funcionarios", dijo.

OTRO DESCUENTO
Por otra parte, el abogado de los trabajadores Max Ureña denunció la reducción arbitraria de 18 bolivianos del bono de té, una conquista nacional de los funcionarios municipales.

Dijo que los trabajadores gozan de un bono mensual de 400 bolivianos, que fueron rebajados a 382 sin justificación alguna, mucho menos legal. "Se trata de otra metida de pata, porque tampoco explicaron los fines de ese descuento, aunque algunos funcionarios señalaron que se trataría de aportes al partido FPV, con cuyos dirigentes Mérida rompió en septiembre del pasado año", agregó.

"Vamos a realizar una representación ante la Dirección Departamental de Trabajo para que el bono de 400 bolivianos se cumpla y se restituyan los 18 bolivianos descontados ilegalmente. No entendemos el porqué de los abusos en contra de los trabajadores, al parecer se trata de represalias por la exigencia del cumplimiento del Laudo Arbitral", finalizó.