Cochabamba, 20 de abril (Red País).- Una ola de violencia y amenazas se ciernen contra periodistas, concejales y vecinos críticos a la gestión del alcalde Eduardo Mérida Balderrama, como parte de un plan de intimidación y censura para acallar las denuncias de corrupción que asfixian a la autoridad, su esposa Jovanna Maldonado y funcionarios de su entorno íntimo.

El pasado jueves 13, durante el lanzamiento de la feria del pacay y el p'ampaku en plena plaza principal de Quillacollo, los periodistas Leydi Carla Santos y Walter Gonzales Valdivia que trabajan en el Canal 14 Nueva Visión, fueron fotografiados, insultados y amenazados con juicios por el vocero de la Alcaldía, Eddy Espinoza. Dicho funcionario, ese día, ordenó a su fotógrafo sacarles fotos e imágenes para luego descalificarles por las redes sociales que manejan los informáticos municipales.

Ante la denuncia pública de los periodistas Santos y Gonzales por diferentes medios de comunicación, los encargados de la Dirección de Comunicación de la Alcaldía de Quillacollo, con el visto bueno y orden del alcalde Mérida, lanzaron una guerra sucia contra ambos comunicadores, cumpliéndose así las amenazas con fines de intimidación.

WEBS OFENSIVOS

Para injuriar y escarmentar a los dos periodistas, Mérida contrató los servicios de expertos en informática y diseño de memes ofensivos, quienes a través de los sitios: "Zoológico urbano", "Quillacollo al Día", "Alex Wilson Andrade Días", "Todos por Quillacollo", "Luna quillacolleña", "Unidos por Quillacollo" y otros, denigran a ambos comunicadores con adjetivos delictivos.

Los autores reales de esos sitios web están identificados, los mismos que ya son de conocimiento de los gremios de los periodistas, las fuerzas Especial de Lucha Contra el Crimen, Violencia y Narcóticos, quienes en las próximas horas citarán a los responsables de esas páginas digitales.

ESCALADA VIOLENTA

Por su parte, miembros del Concejo Municipal de Quillacollo, denunciaron que por los mismos sitios web son injuriados y ofendidos sin tomar en cuenta los derechos de las mujeres a una vida libre de violencia mediática.

Los concejales Víctor Osinaga, Antonio Montaño, Zacarías Jayta, Héctor Montaño, Willy López, René Fernández y Aydée Mamani, son las principales víctimas de insultos que no respetan ni sus vidas privadas. Las acusaciones infundadas van desde sindicaciones de corrupción, inmoralidad, traición, nexos con el narcotráfico y otros adjetivos con propósitos de anularlos políticamente y sembrar dudas acerca de su idoneidad e integridad moral.

"Todos los sitios web señalados, y otros, son administrados por informáticos de la Alcaldía y un grupo especializado a sueldo, ya que Mérida siente y profesa un odio excesivo contra los 11 concejales y los dos periodistas, quienes sólo cumplen con su misión y obligación de informar a los vecinos con veracidad y ecuanimidad", dijo el concejal Héctor Montaño a tiempo de anunciar que ya comenzaron las investigaciones de estos delitos, porque toda paciencia tiene límite, especialmente cuando se trata de mellar el honor de las personas.

AMG// EFN

-------------- 0000000 ----------