Dictan cuarto intermedio en audiencia donde se trata detención de Mérida

Cochabamba, 14 de julio (Red País).-

La juez Mercedes Huanca declaró cuarto intermedio hasta las 17.15 de hoy en la audiencia donde se trata la libertad o encarcelamiento del alcalde Eduardo Mérida Balderrama que se resiste a cumplir una orden judicial sobre el Laudo Arbitral en favor de más de 400 trabajadores municipales y funcionarios.

Tras cuatro horas de alegatos de los abogados del Sindicato de Trabajadores Municipales y la defensa del alcalde Mérida, y ante la presencia de grupos de funcionarios municipales que fueron obligados a hacer vigilia bajo amenazas de despidos y multas, la juez Huanca tomó la decisión de suspender la audiencia.

Asimismo, participan de la vigilia algunos grupos de vecinos y transportistas que también fueron obligados con la imposición de multas de Bs 50 y la cancelación de obras y proyectos inscritos en el POA 2016.

Tanto funcionarios como vecinos instalaron su vigilia en los alrededores del edificio judicial, exponiendo pancartas y lienzos en apoyo del alcalde Mérida y descalificando a concejales, jueces y periodistas contestarios al régimen del alcalde Mérida.

Tras declararse la pausa hasta las 17.15 de hoy, el alcalde Mérida salió del edificio donde hizo declaraciones a los medios de comunicación, ratificando que no acatará la orden judicial de cumplir con el Laudo Arbitral que prevé un bono de incentivo funcional, el respeto a la inamovilidad funcionaria, el fuero sindical y el trabajo de mujeres embarazadas y padres progenitores, además de la dotación de ropa de trabajo dos veces al año.

"El proceso es un argumento para gestar un golpe municipal, ya que se busca mi derrocamiento. Si no pago el Laudo Arbitral me voy directo a la cárcel; ojalá la juez Mercedes Huanca actúe con apego a la ley por cuanto la Contraloría me instruyó en pasadas horas no pagar el bono funcional que alcanza a 350 mil dólares", dijo.

Visiblemente nervioso y con la voz quebrada, Mérida afirmó que algunos dirigentes masistas están detrás del proceso judicial que buscan hacerle pagar para luego encarcelarlo. "Si el Laudo Arbitral sale procedente salgo en libertad, sino me voy a la cárcel", dijo ante el aplauso de funcionarios y vecinos leales a su gestión.

NORMALIDAD: El proceso judicial donde se trata la Acción de Amparo que interpuso Mérida para recuperar su libertad, ya que está vigente la orden de apremio en la cárcel San Pablo de Quillacollo, no afectó para nada las actividades cotidianas en esta ciudad.

La tranquilidad y normalidad reinan en Quillacollo, excepto en los alrededores del edificio judicial donde grupos de funcionarios y vecinos que no pasan las 200 personas, lanzan vítores al Alcalde y hacen detonar petardos.

Según un sondeo en las calles de Quillacollo, la mayoría de la población no comprende en que consiste el Laudo Arbitral y expresa opiniones contrarias a la administración edil de Mérida pues no habría obras, sólo publicidad. También hay quienes defienden su gestión y repiten el libreto repetido incansablemente por la autoridad municipal: golpe municipal y su encarcelamiento.