Cochabamba, 16 de mayo (Red País).- Dos denuncias públicas presentadas al Tribunal Electoral Departamental (TED) y al Concejo Municipal de Quillacollo, sostienen que el alcalde Eduardo Mérida Balderrama ejerce el cargo de forma ilegal provocando grave daño económico al Estado, porque en dos años de gestión administró más de 500 millones de bolivianos en medio de hechos de corrupción y obras de pésima calidad.

Las denuncias fueron realizadas de forma separada por los ciudadanos Elías Gilmar Terrazas Vera, Payé Maximiliano Ureña Cadima y Álvaro Zamorano Huacaña, instando a los miembros de ambas instituciones estatales que cumplan con las leyes y suspendan de sus funciones al alcalde Mérida, al existir una acusación formal dictada por los fiscales anticorrupción que confirmaron que la autoridad edil utilizó una libreta militar falsa para habilitarse como candidato a alcalde en 2015.

ALCALDE TRUCHO

Los tres ciudadanos calificaron a Mérida de "alcalde trucho e ilegal", en sujeción a los antecedentes legales que cursan en el Ministerio Público y juzgados de Quillacollo, donde se sigue el proceso legal por el delito de Uso de instrumento falsificado y delitos electorales.

En los memoriales sostienen que participaron como electores de las últimas elecciones municipales, conscientes de que todos los candidatos a alcaldes habían cumplido con todos los requisitos, siendo grande su sorpresa al comprobar que Eduardo Mérida por denuncias del dirigente vecinal Álvaro Zamorano Huacaña, presentó el certificado especial Nº 372/06 que suple a la libreta de Servicio Militar de Redención 047564.

Relatan que ante dicha denuncia, el Ministerio Público realizó una investigación que derivó en la imputación, y el pasado 3 de mayo emitió la resolución de requerimiento conclusivo con el pliego acusatorio contra Eduardo Mérida Balderrama, por el delito de falsificación de documentos o uso de instrumento falsificado, previsto en el artículo 238 de delitos electorales de la Ley de Régimen Electoral en vigencia.

"El alcalde Mérida a la fecha manejó recursos municipales por más de dos años y cobró salarios ocupando un cargo que jamás debió acceder por no contar con libreta militar legal para presentarse como candidato. Por tanto, hacemos conocer de manera documental una copia de la acusación formal emitida por el Ministerio Público, para que en justicia castiguen al autor de los delitos cometidos", dice parte del memorial enviado el TED y Concejo Municipal de Quillacollo.

DAÑO ECONÓMICO

Según la resolución de los fiscales anticorrupción, al margen de la acusación formal requieren se dicte sentencia condenatoria de seis años de cárcel.

Tanto Terrazas, Ureña y Zamorano, afirman que el "infractor Eduardo Mérida Balderrama al continuar en su cargo está provocando un grave daño económico al Estado y en especial a Quillacollo, por lo que solicitamos a los concejales apersonarse como querellantes en resguardo de los derechos del pueblo, ya que el no hacerlo implicaría responsabilidades sancionadas por la Ley Marcelo Quiroga Santa Cruz y por incumplimiento de deberes previsto por el artículo 154 del Código Penal".

Finalmente instan a los concejales de Quillacollo sancionar los delitos de Mérida, ya que dicha autoridad se burlaría del TED, Concejo Municipal y toda la población de Quillacollo, pues ocupa el cargo de facto ya que nunca debió ser habilitado para ser candidato por lo que correspondía su depuración electoral.

AMG// EFN

---------- 000000 ------------