Cochabamba, 17 de mayo (Red País).- El alcalde Eduardo Mérida Balderrama hace uso de todos sus recursos discursivos, demagógicos y políticos para desviar la atención de la población de su suspensión temporal del cargo y posible encarcelamiento por delitos electorales y graves hechos de corrupción.

Los concejales de Quillacollo lamentaron que Mérida recurra de forma sorpresiva a hablar de temas postergados por su propia gestión como la construcción del Palacio de Justicia.

"Nos da la impresión que la acusación formal que pesa contra el alcalde Mérida y su audiencia de medidas cautelares por el delito de Uso de instrumento falsificado de su libreta militar, lo ha transformado al límite de la locura. Habla todo lo que llega a la boca, cuando un buen político debe ser sincero con su gente y decirle la verdad", dijo el presidente del Concejo Municipal, Víctor Osinaga López.

La autoridad recordó que en 2016, el Tribunal Supremo de Justicia avaló las gestiones de la Dirección Administrativa y Financiera (DAF) del Órgano Judicial Plurinacional ante el Ministerio de Justicia para garantizar el presupuesto de Bs 40 millones para la construcción del Palacio de Justicia en Quillacollo.

Osinaga López informó que conforme a los compromisos de los magistrados del Tribunal Supremo de Justicia, ya se cuenta con el proyecto a diseño final de un edificio moderno que se emplazará en la calle 14 de Septiembre final. Los terrenos están garantizados e inscritos a nombre del Órgano Judicial, así como el pago por la permuta del actual edificio municipal y sólo queda por financiar los Bs 40 millones, agregó.

"Inicialmente se trataba de Bs 35 millones, pero en la sesión de honor por los 111 años de creación de Quillacollo, el presidente en ejercicio del Tribunal Supremo de Justicia, Fidel Marco Tordoya Rivas, aseguró que se tratará de Bs 40 millones, los mismos que se gestionarán ante las instancias pertinentes. La casa de justicia de Quillacollo será un hecho, por lo que lamentamos la politización maliciosa del alcalde Eduardo Mérida Balderrama que desinforma a los vecinos para desviar la atención de sus procesos por falsificación de sus libretas militares", dijo.

MITOMANÍA EDIL

El presidente del Concejo Municipal de Quillacollo lamentó que el alcalde Eduardo Mérida recurra a la mentira y al escándalo con fines políticos, informando que no existirían recursos asegurados para la construcción del moderno edificio municipal, cuando hace un mes el diputado Lucio Gómez anunció que dichos dineros se estarían gestionando ante varias instancias, incluso a la Unidad de Proyectos Especiales (UPRE).

"Lo que dice Mérida es falso, porque tanto el Ministerio de Justicia, el Órgano Judicial Plurinacional y los magistrados, además del Gobierno Autónomo Municipal de Quillacollo, comprometieron todo su apoyo para lograr el financiamiento. Es cuestión de días, ya que incluso desde el Concejo Municipal se está gestionando ante el propio presidente Evo Morales, por lo que le pedimos calma y serenidad al alcalde Mérida, en particular a la población", agregó.

MANÍA DE MENTIR

Por su parte, al abogado Maximiliano Ureña Cadima, deploró que Mérida continúe con su vieja manía de mentir, alborotar y perturbar la tranquilidad de una ciudad pacífica como Quillacollo. "Hace tiempo que psiquiatras calificaron a los exabruptos del Alcalde como parte de su ataques de mitomanía, que es la capacidad que tiene una persona de mentir y creer que son ciertas", dijo.

Finalmente, Ureña dijo que tanto vecinos, abogados, mundo litigante, autoridades municipales, asambleístas y magistrados están comprometidos con la construcción del Palacio de Justicia para acabar con el hacinamiento y la mora procesal, además que será una contribución al desarrollo urbano de Quillacollo.

AMG// EFN