Mérida goza de protección judicial: Familiares de jueces y fiscales trabajarían en la Alcaldía de Quillacollo

Cochabamba, 11 de junio (Red País).- Según denuncias realizadas a la representación departamental del Consejo de la Magistratura y el Ministerio Público, varios familiares de jueces y fiscales en ejercicio trabajarían en la Alcaldía de Quillacollo en reciprocidad a una presunta protección judicial al alcalde Eduardo Mérida, quien enfrenta 36 juicios penales con la probabilidad de su encarcelamiento por uno de ellos.

El principal denunciante en el caso de su libreta falsificada con el que se habilitó para ser candidato a alcalde en 2015, Álvaro Zamorano Huacaña, informó que oficialmente solicitó a los representantes del Concejo Municipal de Quillacollo y Brigada Parlamentaria de Cochabamba, interpongan denuncias en contra del accionar de algunos malos jueces y fiscales que no obran a derecho.

Dijo que da la impresión que Mérida recibe la protección y encubrimiento de algunos jueces y fiscales, porque muchos juicios son postergados y alargados sin adecuarse a los procedimientos.

Zamorano reveló, además, que es el propio Mérida y su operador judicial, Marco Galvez Solano, quienes informan a los funcionarios municipales de que "nada pasará en los procesos porque se cuenta con la amistad de algunos jueces y fiscales".

APORTES PARA JUICIOS

El dirigente vecinal también se refirió a las instrucciones del alcalde Mérida de recaudar dineros de todos los funcionarios para costear los gastos emergentes de cada uno de los procesos judiciales.

"No se trata de inventos míos, ahí están las declaraciones del exsubalcalde del Distrito 3, Gilmar López, quien reveló que los cobros que hacía era para pagar a los abogados de Mérida. Asimismo, el exsecretario de Seguridad Ciudadana, Jesús Pardo, reveló a sus amigos y familiares de que Mérida siempre pedía aportes para sus procesos judiciales, incluso, le habría dicho que no se preocupe de su detención porque había amigos jueces y fiscales que ayudarán en su caso", agregó.

Zamorano lamentó que todos estos hechos estén pasando en Quillacollo, donde al parecer Mérida mantiene intacto su consorcio de jueces, fiscales, abogados y policías del tiempo en que desempeñaba la profesión libre de abogado.

Asimismo, anunció que en los próximos días se dará a conocer la lista de funcionarios municipales que son familiares de algunos jueces y fiscales, y con ellos reclamar a las autoridades judiciales, las sanciones correspondientes porque habrían faltado a las normas éticas y disciplinarias vigentes en la Ley del Órgano Judicial.

AMG// EFN