Cochabamba, 12 de junio (Red País).- El alcalde Eduardo Mérida Balderrama pone en práctica su estrategia jurídica de suspender sus juicios penales con pedidos de su encarcelamiento, a cualquier precio y recurriendo a artimañas legales.

El presidente del Concejo Municipal de Quillacollo, Víctor Osinaga López, denunció que Mérida interpondrá incidentes a todos los juicios para lograr la suspensión de las audiencias cautelares, y librarse momentáneamente de ir a la cárcel por delitos comprobados de corrupción.

Dijo que Mérida y el director de Recursos Humanos, Javier Gutiérrez (papá de su cuñado), deben asistir este miércoles 14 a una audiencia cautelar, con pedido de los fiscales anticorrupción de cárcel para ambos, por los presuntos delitos de uso indebido de bienes y servicios, incumplimiento de deberes y daño económico al Estado.

Osinaga reveló que para este miércoles Mérida simulará la enfermedad de Gutiérrez, y así intentar suspender la audiencia cautelar, ya que él no tiene otra alternativa que someterse a los dictámenes del juez.

Recordó que el pasado 30 de mayo, el alcalde Mérida con el argumento de notificar al presidente Evo Morales, al procurador General del Estado Pablo Menacho y al defensor del Pueblo David Tezanos Pinto, forzó la suspensión de su audiencia cautelar con pedido de su encarcelamiento.

"Todo fue un show porque se desconoce sí hizo o no las notificaciones o sólo ganó tiempo para eludir la audiencia cautelar. Debemos hacer constar que viajó sin autorización del Concejo Municipal de Quillacollo por lo que será procesado penalmente, ya que así lo señala la normativa procesal", dijo.

EXPERTO CHICANERO

Osinaga sostuvo que Mérida vuelve a demostrar que es un abogado chicanero, ya que no quiere enfrentarse a un juicio donde sabe que puede ser encarcelado debido a la gravedad de los delitos. Lo que hace es obstaculizar los procesos lo que constituye una agravante, además de existir peligro de fuga que haremos conocer al juez que atiende la causa, agregó.

"Nosotros aclaramos y repetimos que no se trata de persecución política sino de juicios debidamente fundamentados por delitos comprobados de corrupción. Lo que el Concejo está haciendo es dejar en manos de la justicia la suerte de Mérida, ya que al no hacerlo estaríamos incurriendo en incumplimiento de deberes", finalizó.

AMG// EFN