Cochabamba, 15 de julio (Red País).-El presidente Evo Morales Ayma en coordinación con el Concejo Municipal de Quillacollo, entregará seis obras de gran impacto social o "estrellas" con una inversión de 60 millones de bolivianos para la fiesta de Urkupiña y el 112 aniversario de creación de este municipio, que se celebrará el próximo 12 de septiembre.

El anuncio corresponde al presidente del Concejo, Víctor Osinaga López, quien confirmó que se afinan detalles con la Unidad de Proyectos Especiales (UPRE) para definir un cronograma de entregas de las seis obras: Una terminal de buses; dos edificios educativos en Ironcollo y El Paso; un complejo de raqueta y dos infraestructuras que beneficiarán a los ancianos y niños de la calle.

La autoridad informó que las obras fueron concluidas hace varios meses, faltando la contraparte municipal de equipamiento que se espera se haga realidad a la brevedad posible para evitar perjuicios a los sectores beneficiados.

Osinaga recordó que los proyectos fueron aprobados el 12 septiembre de 2015 durante la sesión de honor en homenaje al 110 aniversario de creación de la provincia de Quillacollo. Fue el propio presidente Evo Morales que anunció la aprobación y financiamiento de las obras, además de entregar un anticipo del 20% y dejar en manos del alcalde Eduardo Mérida Balderrama su adjudicación a la empresa que vea conveniente.

"Pese al poco interés del alcalde Mérida por las seis obras, vamos a coordinar acciones con vecinos e instituciones cívicas y del autotransporte para que los proyectos sirvan a los quillacolleños. Un caso que nos preocupa es la ciudadela para los niños, que está concluida faltando sólo el equipamiento que el Alcalde se resiste a proporcionar, por lo que veremos el mecanismo más apropiado para que entre en funcionamiento", agregó.

DESPRECIO DE MÉRIDA

El 12 de septiembre de 2015, el alcalde Mérida recibió el anuncio de esas obras con gran entusiasmo y agradecimiento al presidente Evo Morales Ayma, incluso le declaró hijo predilecto de Quillacollo; pero transcurrido unos cuantos meses y pese a su licitación, la autoridad edil expresa su desprecio por las mismas por supuestas diferencias políticas con los concejales.

Mérida, conocido por ser una persona rencorosa y vengativa, atribuye al partido del presidente Morales, sus juicios por hechos de corrupción comprobados, por lo que abandonó a su suerte las seis obras que beneficiarán a jóvenes, ancianos, deportistas y transportistas, a quienes no interesa las rencillas políticas.

Tras su polémica huelga de hambre y sus audiencias cautelares, el alcalde Mérida, mostró interés por concluir la terminal de buses que se construye con cerca de 20 millones de bolivianos. Lo hace, según sus asesores políticos, con fines estrictamente políticos y de figuración ya que la fiesta de Urkupiña está próxima y Mérida no tiene obra de impacto que entregar.

Durante la inspección a la obra, en ningún momento mencionó el origen del financiamiento, sólo dijo que se entregaría para la fiesta de Urkupiña, cuando los alrededores de la terminal están convertidos en inmensos basurales y no se avizoran trabajos complementarios y mejoras.

AMG// EFN
------------- 00000 -------------