Hacen última promesa y 30 actos anteceden a la fiesta

OPINIÓN / Cochabamba

 

Tras el cumplimiento del segundo convite de la festividad de Urcupiña, restan 30 actividades para la llegada de la entrada folclórica del 14 de agosto.

El grueso de las 30 actividades se concentrará en la iglesia San Ildefonso de Quillacollo, donde se realizarán dos misas diarias a partir de hoy y hasta el sábado 13 de agosto, puntualizó ayer el padre Alberto Bortolín. Es decir, habrán 26 celebraciones eucarísticas.

Estas actividades forman parte de la preparación espiritual previa a la festividad y se celebrarán a las 6:00 y a las 19:00 horas cada día.

HISTÓRICO El viernes 5 de agosto la imagen de Quillacollo recibirá una visita calificada como "histórica" por el rector de la Catedral Metropolitana de Cochabamba, Marcelo Bazán, debido a que la virgen de La Merced será trasladada hasta San Ildefonso.

"Desde la Batalla de Aroma, es la primera vez que la imagen vuelve por esos lados", señaló ayer Bazán.

Acotó que la Virgen de La Merced, que tiene sede en la catedral de la plaza 14 de Septiembre, partirá a las 17:00 horas del viernes a Quillacollo y retornará por la noche.

ENTRE VÍRGENES El 6 de agosto se tiene prevista la realización de la Fiesta de las Advocaciones Marianas desde las 9:00 horas.

El domingo 7 de agosto será Urcupiñita y el próximo 13 de agosto la entrada autóctona.

PROMESA La mayoría de las actividades convocarán a los bailarines de 73 fraternidades que ayer cumplieron su última promesa a la Virgen María de Urcupiña.

El segundo y último convite de Quillacollo inició pasado el mediodía y fue encabezado por la fraternidad Tinkus San Simón.

Los 58 grupos afiliados a la Asociación de Fraternidades Folklóricas de la Virgen de Urcupiña y 15 invitados iniciaron su recorrido en la avenida Martín Cárdenas y calle 11 (zona Sapenco) y culminaron en la iglesia San Ildefonso, donde la mayoría ingresó de rodillas.

El mensaje que el padre Bortolín dio a lo fraternos en la misa es que "si la intención es festejar a la madre, no nos desviemos en excesos".