El viernes 5 de agosto: Imagen de La Merced peregrinará al templo de la Virgen de Urkupiña

Cochabamba, 2 de agosto (Red País).-

La sagrada imagen de la Virgen La Merced peregrinará el próximo viernes 5 al Santuario de la Virgen de Urkupiña, en una visita calificada de "histórica" por el rector de la Catedral Metropolitana de Cochabamba, Marcelo Bazán.

La autoridad religiosa visiblemente impactado por la visita de la Mamita de Urkupiña a la ciudad de Cochabamba el pasado viernes 29 de julio, afirmó que desde la Batalla de Hamiraya (Sipe Sipe), será la primera vez que la imagen visitará el Valle Bajo, en especial Quillacollo.

Bazán informó que la Virgen La Merced que está entronizada en la Catedral de la Plaza 14 de Septiembre, partirá a las 17.00 al templo de San Ildefonso o Santuario de Urkupiña y retornará por la noche dentro los alcances de la quincena de preparación de la fiesta grande de los cochabambinos y bolivianos.

ADVOCACIONES: Según Alberto Bortolín, miembro del equipo sacerdotal del templo de San Ildefonso de Quillacollo, el 6 de agosto a las 9.00 se efectuará la romería de las advocaciones marianas, acto organizado junto al Sindicato de Trabajadores de la Prensa.

Asimismo dijo que el domingo 7 de agosto a las 11.00 se realizará la Entrada Infantil Urcupiñita 2016, mucho antes a las 9.00 se desarrollará el Festival de Bandas Musicales. Para el sábado 13 de agosto está prevista la Entrada Autóctona; el domingo 14 la Entrada Folklórica con más de 60 fraternidades folklóricas; el lunes 15 solemne misa de fiesta en el atrio del templo de San Ildefonso y el martes 16 la peregrinación al Calvario de Cota a partir de las 24.00.

Según el padre Bortolín, este lunes comenzó la quincena de preparación de la fiesta de Urkupiña con la peregrinación de fieles y devotos de otros templos de la ciudad de Cochabamba. Las misas se celebrarán a las 05.00 y 19.00 en el templo de San Ildefonso hasta el 15 de agosto, siguiendo una tradición instituida desde más de 50 años.

Finalmente recordó que el mensaje para esta nueva versión es: "María de Urkupiña nos conduce a la misericordia del padre", que coincide con la declaratoria del Vaticano del "Año de la Misericordia".